Ella-era-una-chica-lista-pero-se-enamoro-como-una-idiota

馃 Ella era una chica lista pero se enamoro como una idiota

Ella es muy hermosa, soltera cotizada, lo tiene todo para tener al hombre que quiere a sus pies, pero tiene miedo a ser lastimada. Tiene miedo a enamorarse, experiencias pasadas dejaron en ella el dolor de escuchar el silencio de un amor carente de bellas palabras. De boca de un amor del cual sol铆an salir mentiras, pero ninguna verdad sincera. El hecho de que ella respire, no significa que se sienta viva. Ella era cielo, y cuando 茅l la destroz贸; lo 煤nico que supo hacer fue llover.

Ella era buena, como ninguna la mejor, pero abusaron de su confianza, pues ella pod铆a perdonar cientos de veces, pero tambi茅n es una mujer, que cuando decide irse, no vuelva la mirada hacia atr谩s. Porque cuando la hieren, ya nada es igual.

Ella solo quiere escuchar un 鈥渢e quiero鈥 sincero. Tal fue, que se escondi贸 en un amor imposible, con tal de ser feliz. Pero se cans贸 de regresar al mismo lugar al que ya no la quer铆an, hace falta ser muy idiota para jugar con los sentimientos de una persona que siempre estuvo ah铆 para alguien. Ella siempre fue esa mujer, generosa en su amor. A quien no supieron valorar, y a la que en correspondencia, le dieron migajas de amor. Se aburrieron de su amor y lo menospreciaron.

Ella nunca oblig贸 a nadie a quererla, lamentablemente se le olvid贸 exigir que no la ilusionaran.

Con tanto dolor a veces parec铆a estar bien, y cuando estaba mal, no lo aparentaba. Se hizo da帽o de la forma m谩s bella: enamor谩ndose de alguien que no pudo tener. Menos mal nadie escuchaba el dolor que ella sent铆a por dentro. Pues ella en el fondo sabia que 茅l no la quer铆a, pero a煤n sabi茅ndolo, se dej贸 emocionarse cada vez que 茅l la miraba.

Era una batalla entre sus miedos y lo que anhelaba tener.


Por eso, ella es as铆, pues se cans贸 de mendigar, de ser herida, de recibir migajas, de amores ausentes, que no supieron ver en ella la imagen de la mujer que realmente es. Se cans贸 de dar motivos para que 茅l se quedar谩. Quiz谩s ella no debi贸 quererle tanto. Pues un d铆a la trataban tan lindo, pero al otro d铆a; la trataban como si no existiera. Y de darse cuenta que para ella no ten铆an tiempo, pero s铆, lo hab铆a para otros.

Es una realidad, que las mujeres m谩s hermosas son las que m谩s encerradas viven en sus miedos, se pasean de amores vagos, por miedo a dar el coraz贸n, por amores fallidos, y por el temor a la sombr铆a soledad.

No la juzgues por su soledad, ella aprendi贸 que el desamor es una lecci贸n y que de esta se puede aprender.

Aprendi贸, a no tratar como prioridad a quien la trataba como opci贸n.

Ahora la extra帽an, pero cuando ella extra帽贸; sus sentimientos poco importaron. Se cans贸 de dormirse con el coraz贸n roto y con l谩grimas en los ojos.

Grito, y ya no se quiso rebajar m谩s, entendi贸 que la atenci贸n no se ruega. Comprendi贸 que ya no era prioridad.

Se hizo a si misma m谩s fuerte, y m谩s inteligente, no la juzgues. Ella ahora es m谩s precavida sobre quien entra a su coraz贸n, ya no soportar谩 amores pasajeros, ni turistas emocionales. No aceptar谩 migajas de nadie, ni que nadie la trate como si fuera la 煤ltima en la lista, ahora se quiere as铆 misma, para ti puede que sea ego铆smo, pero para ella es amor propio, pues aprendi贸 a quererse, a respetarse y a estimarse.

Ya no volver谩 a creer en palabras, sin que estas est茅n acompa帽adas de acciones. Todo aquel que quiera amarla, deber谩 entender que su coraz贸n, no se regala; se gana. Ya no bastar谩n falsas promesas para endulzarle el alma. Pues comprendi贸 que necesita a un hombre que ya haya pasado su etapa de imb茅cil, y que ahora lo que quiere es un amor del bueno de aquel que la va queriendo a diario.

Pues comprendi贸 que necesita a un hombre que ya haya pasado su etapa de imb茅cil

Que le ense帽e caricias que ni ella misma conoc铆a, y que la besen como si fuera la 煤nica, que llenen su cuerpo de caricias, y de promesas cumplidas; su vida. Ya no esperara en cosas que sabe no pasar谩n, a no insistir谩 en esperar. Pues se ahora renunciar谩 a personas no porque no le importen, sino porque ella no importa a esas personas. Pues ahora ya no dar谩 tanto amor para nada; y no dejar谩 hacerse da帽o por menos. Pues lleg贸 el momento en que ya no le dolieron tantas decepciones, simplemente se aburri贸.

Es por eso que ella tiene miedo de enamorarse, pues confi贸 en una 煤nica persona en la que pod铆a arroparse y esta misma la abandon贸. Que no te importe lo que digan de ella, ellos no saben lo que ha tenido que pasar. Comprende que ella se enamor贸 de amores que no pudo tener. Pues cada vez que crespo encontrar a alguien que le hacia feliz; este amor simplemente se fue. Y es que la gente buena sufre; hasta que se vuele mala.

Entiende que ella fue olvidado por alguien que a ella le cost贸 mucho olvidar.

Compr茅ndela, eres nuevo para ella, no conf铆a, ya no siente la misma emoci贸n a su primer amor, porque todo lo que ha visto la han vuelto la mujer dura que es ahora, la desconfianza en su coraza y el dolor las manchas que opacan su piel.

De dolor se llenaron sus l谩grimas, a帽os de amor dio por alguien que no supo ver en ella, al 谩ngel bello que es. Teme enamorarse, un sentimiento tan humano, que si t煤 hubieses vivido en carne propia lo que ella vivi贸, te habr铆as dado cuenta lo mucho que ella soport贸.

Le cost贸 salir de una relaci贸n mala, aprendi贸 a valerse por si misma, aprendi贸 que el amor no se encuentra; sino que se construye, que la misma consiste en cultivarse a diario, y que esta no est谩 cimentada en promesas. Ella es as铆, porque la vida la orill贸 y ella decidi贸 ser as铆, su amor ahora es para quien se lo gana, y no lo dar谩 a tan bajo precio.

Entiende que ella no es fr铆a por falta de emociones; sino porque le sobran las desilusiones. Pues la enamoraron con cada palabras, pero la destrozaron con cada acci贸n. Le hablaban bien, y luego la ignoraban. Pues le dijeron que 茅l no era como los dem谩s, pero lo que ella nunca imagin贸 es que 茅l fuera peor. Al final para ella todo fue ficci贸n, solo una vana ilusi贸n. Por eso mismo, ella teme tanto enamorarse. 脡l se enamor贸 de sus flores, y no de sus ra铆ces, y cuando el oto帽o lleg贸, 茅l la abandon贸.

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *